Lobby 33, Piso 8 Av. Patria #1891, Conjunto Real Acueducto Zapopan, Jalisco. (33)3111 6800 contacto@grupoabsa.com
Fuente: Hoffman LATAM

La configuración de un centro de datos puede verse alterada por el aumento de la capacidad de procesamiento y de equipos que se hacen más sofisticados. A medida que incorporas tecnologías más eficientes, también necesitarás recalibrar las demandas energéticas de las instalaciones. Si aún no conoces la arquitectura híbrida para enfriamiento, te mostramos en qué consiste su aplicación.

¿Qué es la arquitectura híbrida para enfriamiento?

En términos de climatización, los diseños iniciales de los centros de datos pueden ser estructuras que hacen menos eficientes con el tiempo. La disposición de los racks, los equipos electrónicos, PDUs y otros elementos podrían entorpecer la eficiencia de la gestión térmica. Por eso, las empresas están apelando por estrategias combinadas, lo que se conoce como arquitectura híbrida para enfriamiento.

En el acondicionamiento de los centros de datos, hay que tomar en cuenta el flujo de aire, su distribución, las cargas y la eficiencia de los métodos. Si tienes un cuarto de baja densidad (1-3 kW/rack), basta con una unidad CRAC. Para densidades mayores a 10 kW/rack, sirve una CRAC en cada pasillo, y para ultradensidades (30 kW o más), se recomienda unidades basadas en racks individuales.

Soluciones frecuentes de arquitectura híbrida

El funcionamiento óptimo de un centro de datos, depende del control eficiente de las densidades de calor que generan los equipos electrónicos instalados. Mientras que el uso de aire puede ser suficiente para una configuración de 10 kW o menos, no lo es para equipos con mayores exigencias. En este sentido, una arquitectura híbrida para enfriamiento puede incluir:

Circulación de agua

Es un sistema que incluye una placa fría que evita el contacto entre los equipos TI y el líquido de climatización. Esta circulación permite enfriar los dispositivos de memoria y microprocesadores, manteniendo la temperatura ideal. Además, componentes como discos, fuente de poder y servidor son enfriados con AC tradicional.

Líquidos de inmersión

Cuando no se puede utilizar agua, se recurre a los líquidos dieléctricos o no conductivos para disminuir la temperatura que generan los componentes TI. Este método evita el daño, simplifica el diseño térmico y mejora la transferencia del calor entre los equipos y los fluidos recomendados.

Por último, cuentas con la unión ranurada, cuya versatilidad resulta más confiable que otras soluciones bridadas y soldadas. Ante la necesidad de una arquitectura híbrida para enfriamiento, puedes apoyarte en los gabinetes y racks nVent HOFFMAN, piezas que se adaptan a los requerimientos presentes y futuros de tu data center.

A %d blogueros les gusta esto: