Lobby 33, Piso 8 Av. Patria #1891, Conjunto Real Acueducto Zapopan, Jalisco. (33)3111 6800 contacto@grupoabsa.com
Por: Dave Vasko, Director of Advanced Technology, Rockwell Automation

Blockchain, un concepto surgido hace más de 35 años como tecnología para el cifrado de la información, se ha convertido en la infraestructura para el bitcoin, lo que ha renovado el interés en esta tecnología (el bitcoin, una moneda digital, ha sido su primera aplicación pública).

El debate que ha surgido en torno a ella no tiene tanto que ver con el dinero o las divisas, sino con la aplicabilidad del blockchain en la industria, en especial en la cadena de suministro.

Cambios en la cadena de suministro

La tecnología blockchain tiene el potencial de transformar por completo la cadena de suministro porque crea un registro seguro e inmutable (denominado ledger) de transacciones que cualquiera que participe en dicha cadena de suministro puede visualizar y verificar en cualquier momento.

Esta tecnología funciona de tal manera que los datos y eventos que componen los registros no pueden manipularse sin poner de manifiesto dicha manipulación. Es posible verlos, añadirles información, pero no cambiar la información que ya contienen, ni tampoco borrarla. La información, por tanto, queda registrada de forma permanente.

Lo que nos da la clave de la eficiencia en logística: transparencia y trazabilidad. Este es el motivo de que la tecnología blockchain resulte una opción tan atractiva para la cadena de suministro: al tratarse de una tecnología capaz de llevar un registro seguro, distribuido y digital, puede utilizarse para almacenar e intercambiar los detalles de los contratos, para coordinar la logística en tiempo real y para que procesos no conectados puedan intercambiar información. Y, además, puede hacerlo en tiempo real.

La tecnología blockchain puede aumentar la eficiencia de la cadena de suministro hasta cotas nunca vistas y, al mismo tiempo, reducir los retrasos, el coste y los errores (humanos y electrónicos). El resultado: si existe un problema en la cadena de suministro, es posible localizarlo y solucionarlo en minutos y no en días.

Blockchain se basa en:

  1. Transparencia: cualquiera puede ver qué sucede en cualquier momento.
  2. Descentralización: los blockchains funcionan en una red, de modo que ninguna compañía puede controlar en solitario la tecnología.
  3. Seguridad: los datos en un blockchain están encriptados, lo que impide que nadie los falsifique.

Existen otras tecnologías que permiten la automatización de la cadena de suministro, aunque son más complicadas (y su instalación y mantenimiento consumen más tiempo) y menos seguras.

La transformación digital –y la adopción de la fabricación inteligente y la transformación de las empresas hacia una Connected Enterprise– aporta a las empresas una gran ventaja competitiva, pero como las operaciones de fabricación y la cadena de suministro están conectadas, si esta falla, lo hace toda la cadena. De ahí que la cadena de suministro sea el eslabón más débil y marque la verdadera fortaleza de las empresas.

El Blockchain puede ayudar a afrontar los retos de la cadena de suministro. Puede conseguir que sea más segura y precisa y facilitar la gestión y el mantenimiento de la logística.

A %d blogueros les gusta esto: