Lobby 33, Piso 8 Av. Patria #1891, Conjunto Real Acueducto Zapopan, Jalisco. (33)3111 6800 contacto@grupoabsa.com
Por: Beth Parkinson, Market Development Director, Connected Enterprise, Rockwell Automation.

En fabricación, la mejora continua siempre ha supuesto un costoso esfuerzo. Al principio, los gerentes y encargados de atención al cliente hacían un seguimiento manual de ciertos parámetros e identificaban problemas y anormalidades que trataban de resolver con soluciones que, a su vez, generaban nuevos indicadores de rendimiento. La automatización ayudaba a los gerentes y trabajadores a actualizar y revisar el estado de sus indicadores de producción, equipamiento, proveedores, etc., aunque la intervención manual continuaba siendo necesaria.

No obstante, ahora disponemos de un modo mejor de hacer las cosas, uno que elimina la necesidad de intervención humana: una Empresa Conectada que saque partido al Internet de las cosas (IoT).

En una Connected Enterprise preparada para el IoT, los dispositivos inteligentes incorporados al equipamiento proporcionan información en tiempo real sobre fabricación, con lo que los ejecutivos conocen permanentemente las condiciones de producción. Los cuadros de mando pueden localizar en tiempo real los problemas, y las aplicaciones móviles, encargarse de informar a los trabajadores estén donde estén: en la planta, en las oficinas o en el campo de golf. Además, los algoritmos de diagnósticos avanzados que incorporan los sistemas pueden implementar soluciones predeterminadas de forma inmediata, sin necesidad de supervisión humana:

  • ¿La maquinaria se está sobrecalentando? El sistema puede apagar los equipos antes de que se dañen o de que provoquen un accidente de seguridad.
  • ¿Los productos fabricados no se ajustan a las especificaciones? La línea de producción se puede detener automáticamente antes de que se acumulen los productos fallidos, con el costo que ello implica, o se puede reiniciar el trabajo para solucionar el problema.
  • ¿Se han retrasado los componentes de un proveedor? Se puede revisar la planificación de la producción para que el problema no afecte demasiado, y registrar dicho retraso en las calificaciones del proveedor.

El IoT también provoca que la inteligencia disponible sea mayor en toda la empresa, no solo en los cuadros de mando sino a lo largo de toda la cadena de valor. Muchos departamentos de la empresa pueden tomar las mejores decisiones posibles gracias a los datos en tiempo real y a los sistemas empresariales:

  • Gestión de activos
  • Diseño de productos
  • Producción
  • Mantenimiento
  • Transporte/logística
  • Asistencia técnica

Pero el uso de estos datos en tiempo real es incluso más valioso cuando se produce en el marco de análisis diseñados para identificar oportunidades ocultas de mejora continua, oportunidades que puedan aumentar significativamente la calidad, la seguridad, la productividad, la rentabilidad y otros valores.

Una Connected Enterprise preparada para el IoT también puede ofrecer a los clientes visibilidad en la fabricación de productos, reforzando las relaciones con ellos y aumentando la posibilidad de venderles servicios de valor añadido (que, en muchos casos, cuentan con un margen mayor).

Así que, ¿cuándo comenzará su empresa a obtener beneficios por estar conectada?

____________

¿Te interesa discutir sobre esta nota? Crea un debate nuevo en nuestro FORO y además de conversar con expertos en el tema, gana puntos canjeables en ABSA Rewards.

A %d blogueros les gusta esto: