Lobby 33, Piso 8 Av. Patria #1891, Conjunto Real Acueducto Zapopan, Jalisco. (33)3111 6800 contacto@grupoabsa.com
Por: Jose A. Beas, Mining Industry Manager Latin America, Rockwell Automation

Si busca cambiar el modo en el que hace las cosas, no tiene otra alternativa que empezar por lo que está haciendo actualmente. Puede que haya aspectos de la empresa o de su operación que funcionen bien y otras no tanto.

Posiblemente la obsolescencia de algunos sistemas le dificulten alcanzar las metas establecidas, o las nuevas regulaciones signifiquen gastar dinero solo para mantenter las cosas funcionando sin poder avanzar.

Cualquiera sea la dificultad, si hace lo que siempre ha hecho, obtendrá lo que siempre obtuvo y nada cambiará.

Las compañías mineras alrededor del mundo están explorando no solo nuevos territorios y técnicas de explotación, sino también nuevas tecnologías y modelos de negocios que les permitan operar de un modo más seguro, eficaz y rentable en las condiciones de mercado que enfrentan.

Para muchos operadores, esto significa hacer una evaluación profunda de sus plantas productivas para identificar en dónde existen espacios concretos de mejora.

Los costos de mantenimiento y manejo de activos, más la falta de conectividad e información en tiempo real para toma de decisiones, consumen tiempo valioso y dificultan el progreso tan necesario para enfrentar condiciones de mercado adversas.

Entre las industrias, los avances en la tecnología están haciendo posible mejorar la eficacia operativa de manera radical.

Los activos inteligentes conectados permiten a los operadores acceso a la información en tiempo real, lo que facilita tomar mejores decisiones para optimizar el desempeño, focalizado en aumentar la eficiencia operacional.

A menudo, la calidad de esta información ayuda a disminuir tiempos improductivos, mitigando posibles riesgos en diversos aspectos, incluida la seguridad de las personas.

Estos avances se califican de manera diferente en los distintos sectores. En minería, comenzamos a hablar del concepto Connected Mine (Mina Conectada), cuando todos los “silos” de una planta se encuentran conectados y con alto grado de visibilidad, es decir, la información está disponible en el lugar adecuado, en el minuto adecuado para la persona correcta, no importando la distancia.

La clave para lograr el enfoque correcto está en actualizar los equipos en obsolescencia por tecnología que brinde mejor información para  un mantenimiento y gestión eficiente,  privilegiando arquitecturas integradas que permitan aprovechar al máximo las oportunidades disponibles, tanto en manejo de la información como en aumento de la eficiencia operacional.

 Lo anteriores un camino que se puede transitar con el correr del tiempo, siempre habrá un comienzo no exento de dificultades pero una vez que  se definen fases claras de migración hacia una integración de Procesos, Personas y Tecnología, podremos ver los resultados en cuanto a mejoras se refiere, las cuales serán económicas y tangibles al proceso como tal, en diversos aspectos.

A %d blogueros les gusta esto: