Lobby 33, Piso 8 Av. Patria #1891, Conjunto Real Acueducto Zapopan, Jalisco. (33)3111 6800 contacto@grupoabsa.com
Fuente: euautomation.com

Todo aquel que haya conducido un coche sabe que las vibraciones pueden ser un signo habitual de avería. Ya se trate de un ruido, un temblor o un traqueteo extraños, pueden indicar que algo va mal y que debemos acudir a un mecánico. Lo mismo ocurre con las máquinas industriales, en las que una vibración extraña puede ser una importante señal de alerta.

El análisis de vibraciones implica medir los niveles de vibración y las frecuencias de los equipos giratorios para, posteriormente, utilizar dicha información para determinar el estado de una máquina y sus componentes. El principio es sencillo: los elementos giratorios de las máquinas generan vibraciones a determinadas frecuencias, las cuales se pueden medir a través de un dispositivo llamado acelerómetro.

El acelerómetro emite una señal de voltaje proporcional a la cantidad y la frecuencia de las vibraciones; luego esta señal se introduce en un recolector de datos que la registra como onda temporal (amplitud frente a tiempo), como transformada rápida de Fourier (amplitud frente a frecuencia) o como ambas. Posteriormente, el resultado se analiza utilizando un análisis de vibraciones o un algoritmo inteligente y se compara con los parámetros que ofrece el fabricante de equipos originales (OEM). El aumento en la amplitud de la vibración indica un problema en los elementos giratorios de la máquina.

El análisis de vibraciones se puede aplicar a una amplia variedad de máquinas y herramientas con elementos giratorios (motores, bombas, compresores, turbinas, etc.) y los datos recopilados pueden detectar fallos como errores de alineación, tuercas flojas, ejes curvados o falta de lubricación. En consecuencia, el análisis de vibraciones puede resultar extremadamente útil a la hora de predecir roturas, planificar las debidas reparaciones y sustituir las piezas dañadas antes de que se produzca un desastre. ¿Pero cómo podemos aprovechar al máximo esta tecnología?

Recopilación de datos exhaustivos

En primer lugar, debemos elegir el acelerómetro adecuado e instalarlo correctamente. Los acelerómetros se instalan en las máquinas con tuercas o imanes; es fundamental elegir el sensor, el cable, el conector y la técnica de instalación adecuados para cada pieza del equipo. Por ejemplo, en determinados casos, los sensores y conectores deben ser capaces de soportar entornos industriales agresivos para medir las vibraciones con precisión y ofrecer datos fiables.

Además, siempre es importante obtener una vibración característica de espectro completo en los tres ejes (horizontal, vertical y axial) en ambos extremos de la máquina y el equipo accionado. En ocasiones, el personal de mantenimiento no lo hace, lo que puede conllevar que el fabricante no detecte problemas técnicos que solo se muestran en un eje. En consecuencia, es fundamental comprobar los tres ejes para determinar cuál presenta el problema.

Confiar en personal cualificado

En el pasado, los análisis de vibraciones debían escanear el espectro de vibración completo de una máquina para identificar frecuencias en las que la vibración era superior y, posteriormente, consultar una tabla que relacionaba los picos de vibración con sus causas más habituales. Con el tiempo, este procedimiento permitió a los analistas desarrollar una noción sobre cómo debería vibrar la máquina cuando funciona correctamente.

Los acelerómetros más actuales tienen más funciones automatizadas, lo que hace que los análisis de vibraciones sean más rápidos y precisos. Sin embargo, aún se necesita la participación de un técnico formado o un ingeniero competente en la vibración de máquinas giratorias para interpretar los datos que muestra el acelerómetro.  Cuando el operario interprete correctamente los datos e identifique el problema, usted podrá solicitar las piezas de repuesto que necesite poniéndose en contacto con un proveedor de piezas de automatización y, a continuación, podrá programar las reparaciones necesarias.

En el coche, los sonidos extraños y las vibraciones inusuales pueden indicar un problema; pero, si los identificamos a tiempo, podemos intervenir para minimizar el daño al coche y quizás incluso para evitar un accidente. Del mismo modo, el análisis de vibraciones puede contribuir a que los fabricantes sepan cuándo se está deteriorando una máquina, de forma que puedan tomar medidas inminentes. Y, si esa acción requiere pedir piezas de repuesto, siempre estamos a su disposición para ayudarle.

A %d blogueros les gusta esto: